El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, no termina de definir su libreto con respecto a Venezuela, primero dio un ultimátum al presidente de la República, Nicolás Maduro, y ahora aboga por una solución pacífica.  

En reiteradas oportunidades, Sánchez ha realizado declaraciones que atentan contra la democracia venezolana, incluso en reconocer al diputado de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente encargado.

Ahora, durante una comparecencia ante el pleno del Congreso español, el jefe de Gobierno señaló que “no busca poner o quitar Gobierno o presidente en Venezuela,” pero continúa pidiendo elecciones en la nación suramericana.

“No buscamos poner o quitar presidentes porque eso le compete al pueblo venezolano, pero la única solución legítima es la celebración inmediata de elecciones”, expresó.

 

Asimismo, rechazó una intervención militar extranjera en Venezuela y cualquier solución no pacífica.

“Nada de lo que sucede en América Latina nos es ajeno”, aseveró.

España, Alemania, Francia y Reino Unido habían dado un plazo de ocho días, el cual finalizó el pasado 3 de febrero, al mandatario, para convocar elecciones presidenciales, como parte de una política injerencista contra Venezuela.

RedRadioVe

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here