Por: Ricardo González

El pasado 23 de febrero quedó en evidencia el fracaso de un nuevo intento de Provocación de Guerra contra Venezuela. Desde Colombia, Brasil, y la Asamblea Nacional en Desacato se ha impulsado una invasión contra nuestra nación, como por ejemplo la agresión televisada a todos los puntos fronterizos con estos países. Por su parte, EE.UU. sigue en su desespero por fracturar el apoyo popular y militar al gobierno de Venezuela, y basa su mensaje en los siguientes principios de los mismos principios de propaganda de guerra que el escritor y periodista belga, Michel Colon, ha denunciado en Libia y Siria:

1) EE.UU., Colombia, Brasil y la derecha no quieren la guerra, pero desde hace meses se proyecta la idea de que una coalición internacional derroque al Gobierno de Venezuela a través de las armas.

2) Posicionar al Gobierno de Venezuela como el único responsable de la Guerra por no acatar las ordenes de EE.UU., ni dejar ingresar la “estafa humanitaria” y aferrarse al poder.

3) Demonizar la revolución bolivariana calificándola como un Gobierno represor, terrorista y narcotraficante.

4) Hacer sentir que la agresión contra Venezuela es por una causa justa, es decir, EE.UU., Colombia, Brasil y la oposición bolivariana, para nada están interesados en el negocio del petróleo. La agresión es por “ayudar a los enfermos y los hambrientos”.

5) Maduro comete atrocidades, la oposición comete errores. Según los medios la crisis económica en Venezuela es causada por la corrupción y el estado de represión de Maduro. En cambio, el desabastecimiento de medicinas causado por el bloqueo de EE.UU. es ficticio o un daño colateral; un mal necesario.

6) Venezuela usa armas no autorizadas. A diferencia de la excusa de las armas químicas de Siria, en Venezuela se usan el hambre y los colectivos.

7) La oposición no sufre derrotas y Maduro recibe golpes enormes Desde el pasado 10 de enero la oposición no ha avanzado más alla de la toma de algunas concesiones políticas otorgadas por sus aliados internacionales y el saqueo a nuestras riquezas en EE.UU. y Europa. Por otra parte, niegan flagrantemente el avance de la legitimidad de Venezuela en organismos internacionales como la ONU, Cruz Roja, y el contundente revés en la OEA.

8) Artistas e intelectuales apoyan “la causa” (la guerra), para convencer a los venezolanos, se refuerzan en los publicistas, cantantes, actores, influencers, todos expertos de las emociones.

9) La invasión tiene un carácter sagrado y divino. La agresión contra Venezuela se libra en nombre Dios, de la Libertad o de la Solidaridad. Aunque a veces basta con los viejos conceptos del Bien y el Mal, hoy vemos como la iglesia católica y algunos sectores religiosos, como pastores y motivadores, han bendecido las acciones que atentan contra la estabilidad de la nación.

10) Los que pongan en duda lo anterior, son unos traidores.

Avanzan los días y el tictac se queda sin baterías. Venezuela sigue haciendo enormes esfuerzos diplomáticos para fortalecer su institucionalidad y desnuda el nuevo formato de Golpe de Estado, mientras los fakenews y las promesas de azúcar se diluyen en las manos de la oposición Venezolana.

¡Vamos bien! ¡Vamos muy bien!

Ricardo González @RicardoGZK

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here